Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘pathos’

Muchos días sin Jugar con Esferas ni estar muy presente en la Red… Podría parecer que uno de los más grandes tópicos del Sur se estuviera cumpliendo, pero no. En el Sur también actuamos considerando las prioridades. Sigo escribiendo artículos semanalmente y desarrollando contenidos. Nada podría impedirlo… me mueve la pasión.

Durante muchos años estuve dándole vueltas a la pasión como concepto. Había algo que no encajaba cuando en las reflexiones incluía las visiones budista y taoísta de la psique humana. ¿Pasión, cuando la tendencia debería ir hacia la ataraxia o imperturbabilidad? Eran otros tiempos, en los que todavía andaba a cuestas con el dilema de los extremos y la disyunción entre opuestos.

Imagen de Buda en Nha Trang

De repente descubres que pasión y ataraxia no sólo pueden ir unidas, sino que deben hacerlo. Una vez más aparece la alternancia como juego, habilidad o competencia: la capacidad de hacer lo uno y lo otro. Pasión y entrega en el dar, y pasión y entrega en el recibir; ataraxia e imperturbabilidad en el dar y en el recibir. Ser y no-Ser, esta sigue siendo la eterna cuestión, la que debería llamar más poderosamente nuestra atención. Siempre creyendo que debemos elegir entre lo uno y lo otro, como cuando leemos frases del tipo “Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia adentro, despierta” (de Carl G. Jung), como si hubiera una opción mejor que otra: hay tiempo para soñar y lo hay también para estar despiertos; es bueno mirar hacia adentro y es bueno también mirar hacia afuera. El problema lo tenemos cuando nos apegamos a cualquiera de los polos sin considerar las infinitas gradaciones intermedias que existen entre los mismos.

Y, como este tipo de reflexiones parece que siempre encuentran nodos a los que poder enlazarse, ayer me encontré con un excelente post, de Diego Martos , en su blog La pasión de ser tú mismo en el que reflexionaba sobre la automotivación. Me estimuló y me lancé de nuevo a la reflexión, proponiéndome investigar para escribir este post y clarificar(me). Un nuevo buceo sobre la pasión y su raíz griega “pathos” hace que me vuelva a encontrar con el sufrimiento y el padecer como significados en otro post, esta vez de Javier Díaz Gil,  estoy casi por rendirme, pero no, reivindico la pasión como el motor que mueve mis pasos e impulsa mis actos. Pathos tiene más que ver con pasivo, en el sentido más amplio de la palabra, como el ‘paciente’ que se entrega confiado -sin juzgar ni cuestionar- a recibir las acciones de su médico.

Pasión por la vida, por las personas, por el entorno… sí, y también por construir una vida con significado, con sentido, implicándonos, responsabilizándonos, comprometiéndonos, esforzándonos, divirtiéndonos, jugando… Nada puede otorgarnos más fuerza ni más potencia que amar lo que hacemos, estar alineados y sabernos coherentes con nuestros valores y con aquello que decimos, saber hacia adónde vamos, tener una meta, una dirección que seguir (ni que sea con todas las incertidumbres!)… ¿No serán estos los antídotos del ‘saboteador’ que dice Diego? ¿No podríamos, desde el Sur, hacer valer nuestra capacidad de entusiasmo, para -junto con otras competencias- ser mejores emprendedores y más sociales?

Si este post te ha generado alguna reflexión y quieres compartirla… tu comentario será bienvenido. Un fuerte abrazo. Lourdes

 

Anuncios

Read Full Post »

Soy apasionada. Lo reconozco. Le pongo mucha pasión a las cosas que me gustan y durante muchos años creí que no era nada bueno. Ahora ya sé que no es así, que la pasión es como el motor que activa voluntad y valentía, y que sin ella es muy difícil tener la disciplina necesaria para salir de la zona de confort y esforzarte para conseguir aquello que te propongas.

De hecho, uno de los aspectos más destacables del liderazgo es la pasión. La pasión nos habla de la capacidad de entrega, de espíritu de servicio, de la cantidad de ‘alma’ que ponemos en lo que hacemos, de la intensidad del arrebato… y se me ocurre que ello es precisamente lo que determina el nivel de fluidez o de flujo (Flow, Csikzentmihalyi, Psicología Positiva) que podemos alcanzar cuando realizamos algo.

Pasión tiene su raíz en Pathos, igual que paciente y compasión o empatía que, de alguna manera, aluden a un estado de vacío o de máxima receptividad (por entrega).

Cuando hacemos algo con pasión, nos libramos a la acción, fluimos con ella; cuando vamos a la consulta de un médico como pacientes, nos ponemos en manos del experto, nos entregamos a él; cuando sentimos compasión o empatía, nos vaciamos, dejamos de ser, para percibir la realidad del otro como si fuera la nuestra…

Ser (ethos/athos) y no-ser (pathos). En su alternancia está la cuestión.

La pasión, que siempre nos mueve hacia (el otro, la cosa, la acción…), tiene un estrecho vínculo con la automotivación que generamos cuando otorgamos un noble sentido a nuestra vida, una misión, un shimei (H.Tasaka, pensador social) o utilidad.

La zona de confort o zona cómoda no es un buen ámbito para la pasión y sí en cambio para la indolencia, la inercia y para las personalidades débiles o poco forjadas.

Así, buscar motivos y razones, como pasiones, que den sentido a nuestros actos se convierte en una gesta inteligente y nos otorga valor añadido: si sabemos hacia dónde vamos podemos prepararnos y capacitarnos mejor, proyectarnos hacia el logro con creatividad e imaginación, estar más relajados… y, de esta manera, disfrutar y apreciar en su más mínimo detalle todo lo que encontremos en el camino.

Que tengáis unos días excelentes y llenos de pasión…

flor de la pasión

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: