Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Edgar Morin’

¿Por qué me impones lo que sabes / si quiero yo aprender lo desconocido

y ser fuente / en mi propio descubrimiento?

El mundo de tu verdad / es mi tragedia; / tu sabiduría, / mi negación;

tu conquista, / mi ausencia; / tu hacer, / mi destrucción.

No es la bomba lo que me mata; / el fusil hiere, / mutila y acaba,

el gas envenena, / aniquila y suprime,

pero la verdad / seca mi boca / apaga mi pensamiento y / niega mi poesía,

me hace antes de ser.

No quiero la verdad, / dame lo desconocido. / Déjame negarte / al hacer mi mundo

para que yo pueda / también ser mi propia negación y a mi vez ser negado.

¿Cómo estar en lo nuevo / sin abandonar lo presente?

No me instruyas, / déjame vivir / viviendo junto a mí;

que mi riqueza comience / donde tu acabas, / que tu muerte / sea mí nacimiento.

Me dices / que lo desconocido / no se puede enseñar,

yo digo / que tampoco se enseña / lo conocido / y que cada hombre / hace el mundo al vivir.

Dime, / que yo tejeré sobre tu historia;

muéstrate / para que pueda pararme / sobre tus hombros.

Revélate / para que desde ti pueda yo ser y hacer lo distinto;

yo tomaré de ti lo superfluo, / no la verdad que mata y congela;

yo tomaré tu ignorancia / para construir mi inocencia.

¿No te das cuenta de que / has querido / combatir la guerra / con la paz,

y la paz / es la afirmación de la guerra ?

¿No te das cuenta de que / has querido / combatir la injusticia / con la justicia,

y que la justicia / es la afirmación de la miseria?

¿No te das cuenta de que / has querido / combatir la ignorancia / con la instrucción

y que la instrucción / es la afirmación de la ignorancia / porque destruye la creatividad?

Tu conocimiento / nos muestra el mundo / o lo niega, / porque es la historia / de tus actos,

o lo negará porque / despertando tu imaginación / te llevará a cambiarlo

Deja que lo nuevo / sea lo nuevo / y que el tránsito / sea la negación del presente;

deja que lo conocido / sea mi liberación, / no mi esclavitud.

No es poco lo que te pido.

Tú has creído / que todo ser humano / puede pensar, /que todo ser humano / puede sentir.

Tú has creído / que todo ser humano / puede amar y crear.

Comprendo pues tu temor / cuando te pido / que vivas / de acuerdo a tu sabiduría

y que tú respetes / tus creencias;

ya no podrás predecir / la conducta de tu vecino, / tendrás que mirarlo;

ya no sabrás / lo que él te dice escuchándote, / tendrás que dejar poesía / en sus palabras.

El error será / nuevamente posible / en el despertar / de la creatividad,

y el otro tendrá presencia. / Tú, yo y él tendremos / qué hacer el mundo.

La verdad perderá / su imperio / para que el ser humano / tenga el suyo.

No me instruyas, / vive junto a mí; / tu fracaso es / que yo sea / idéntico a ti.

Poema de Humberto Maturana, adaptado para ser rapeado. Extraído de El Sentido de lo Humano. Ediciones Pedagógicas Chilenas S.A.

Gracias, profesor Maturana!

Read Full Post »

Imagino que algunos os preguntaréis qué significa esto de Jugar con Esferas, Mundo de Esferas… y qué son esas entradas y citas tan extrañas…

Hace casi 15 años, cuando escribía mi libro “Alcanzar la Esencia”, veía nuestro sistema (individuos, sociedades, culturas…) como formado por esferas y con un comportamiento similar al de la espuma -y sus burbujas- de cerveza o al de las pompas de jabón. (Como podréis comprobar, me gusta jugar y experimentar con metáforas, analogías, ejemplos…). Hace un par de años me encontré con la teoría de la Sociedad/Modernidad Líquida de Zigmunt Bauman y me sumergí durante un tiempo en ella, dejándome llevar por la corriente y por fascinación ante la velocidad del torrente-tiempo. Nada dura nada, todo se nos escurre entre las manos, sin tiempo para digerir… Y tiene razón, en parte, como sucede casi siempre con casi todo.

Pero la teoría de la liquidez, dicho desde la ignorancia  y a golpe de intuición, adolece de un exceso de simplicidad. Simplificar lo complejo trae costosas consecuencias, ya que en el proceso mutilamos, sesgamos, segmentamos, dividimos, desintegramos y reducimos, mientras que atreviéndonos con lo complejo y adentrándonos en su interior, descubrimos que “el pensamiento complejo integra lo más posible los modos simplificadores del pensar, pero rechaza las consecuencias mutilantes, reduccionistas, unidimensionalizantes y finalmente cegadoras de una simplificación que se toma por reflejo de aquello que hubiere de real en la realidad.” (Edgar Morin, 1990). El mismo Edgar Morin confiesa: “Nunca pude, a lo largo de toda mi vida, resignarme al saber parcelarizado, nunca pude aislar un objeto de estudio de su contexto, de sus antecedentes, de su devenir. He aspirado siempre a un saber multidimensional. Nunca he podido eliminar la contradicción interior. Siempre he sentido que las verdades profundas, antagonistas las unas de las otras, eran para mí, complementarias, sin dejar de ser antagonistas. Nunca he querido reducir a la fuerza la incertidumbre y la ambigüedad.”

Para no alargar demasiado (y dejar abiertas más reflexiones que vayan dilucidando qué tiene todo esto que ver con las esferas…) os propongo cerrar con un poco de cuestionamiento…

Pensemos en el Efecto Mariposa, de Edward Lorenz, que nos dice que “el aleteo de las alas de una mariposa pueden provocar un ciclón al otro lado del mundo” o el Efecto Dominó (reacciones en cadena). Pensemos ahora en los efectos que pueden tener nuestras palabras, interacciones, pensamientos, actitudes… todo ello bien aderezado por las situaciones azarosas que se nos presentan… y vayamos más allá de la inmediatez y de la cercanía, con una visión amplia que abarque el contexto entero, con todo lo que contiene y todo lo que interrelaciona…

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: