Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 noviembre 2011

Todo está a punto para celebrar su iniciación -porque los volcanes también se inician- y Pk ha sido llamado ante el Consejo de Ancianos.

Allí están, entre otros, Cerro Tronador, Popa, Fuji, Diamond Head, Teide…

Pk traga saliva y aclara la garganta.

-Bueno, Pk… ¿tienes claro quién vas a ser y qué vas a hacer?

-¡Oh, sí, señor Tronador! ¡Me he preparado a fondo para ello, señor!

Fuji mira por el rabillo a Popa que sonríe ante el empaque del pequeño.

-Cuéntanos… te escuchamos.

Pk inspira, armándose de valor, y empieza:

-¡Voy a ser un excelente volcán, señor, y muy potente! -al decirlo, hincha el pecho y levanta la barbilla con orgullo- ¡Llevo mucho tiempo entrenándome en el manejo de los piroclastos y cumpliré mi tarea a las mil maravillas, señor! Mi misión es lograr el máximo equilibrio entre las corrientes transoceánicas y regular la temperatura interna de la tierra. Soy experto en ingeniería de flujos. ¡Ah, y voy a ser estratovolcánico y vesubiano, señor!

Entre Mauna Loa y Mauna Kea se cruzan una mirada: saben de los desmanes de Vesubio, Etna y Stromboli, ausentes del consejo con una ridícula e inaceptable excusa. Pk, por una simple cuestión de proximidad, se había formado bajo su influencia.

El Monte Popa pilla la mirada de complicidad entre los dos ancianos y carraspea.

-Muy bien Pk, sabemos que te has preparado a fondo a lo largo de muchos depósitos estratigráficos  y que, sin duda, eres el mejor de tu promoción. Estamos convencidos de que tu técnica será impecable pero… ¿y qué me dices de las otras habilidades? ¿Qué más vas a necesitar para que tu misión obtenga excelentes resultados?

-¡No comprendo, señor! ¿A qué habilidades se refiere? ¡Estoy perfectamente capacitado para manejar cualquier situación, señor, nuestro hard es insuperable!

-¿No te han enseñado tus maestros del sur que hay que ir mucho más allá de la técnica?

-¡Sigo sin comprender lo que me está preguntando, señor!

-¿Qué hay de ser responsables y de aplicar cada una de las posibles soluciones con la máxima atención y con sumo cuidado, considerando todos los parámetros y todas las variables?

-¡Por supuesto, señor, como le he dicho, soy un experto en interpretar todos los indicadores, señor!

-¿Sí? -Diamond Head, que parecía como en otro magma, interviene incorporándose levemente- ¿Qué nos dices pues de la atención a las señales más sutiles, del respeto, de la escucha activa, de ese reflexionar sobre repercusiones y consecuencias a largo plazo? ¿Eh? ¿Qué nos dices de la sostenibilidad? ¿Te han enseñado algo sobre la teoría del caos, estos bárbaros, tehan hablado del principio de incertidumbre y de la complejidad? Las cosas no son tan simples como abrir una grieta o mover una falla, no. Las habilidades técnicas, hard o duras, y nos consta que eres muy bueno en ellas, son excelentes para lo preciso, porque son repetitivas, recursivas… se hacen así y ya está. Pero hay otras habilidades que también necesitamos para ser muy buenos en lo que hagamos. Ningún hard puede funcionar sin su soft… Vas a necesitar muchas habilidades soft para llegar a ser realmente bueno en lo que hagas.

-Por ejemplo -interrumpe Lomo Negro, otro vesubiano- observa cómo te expresas: “¡Sí señor! ¡No comprendo, señor! Igual que si estuvieras en una instrucción del Pleistoceno -aquí se oyen risas- ¿Nadie te ha enseñado que todos somos iguales, que nadie debe sentirse superior ni inferior a otro y que debemos expresarnos con elegancia y respeto para todos, empezando por uno mismo?

-¿O que, permíteme Negro -Teide le hace un gesto a Lomo Negro y habla con voz profunda- hay que estar siempre aprendiendo para tener nuestra propia opinión y criterio de las cosas y otorgar un mayor valor a nuestros actos, enriqueciéndolos… o sobre cooperar y saber trabajar en equipo para poder ampliar nuestra visión y capacidad de acción? …Mira Pk, Vesubio, Etna y Strómboli hoy no están aquí, y esto nos disgusta mucho, porque deberían oír lo que vamos a decirte…

-Tranquilo Negro, lo leerán en el acta… No todos los vesubianos del sur son destructivos -Mauna Kea levanta la voz interrumpiendo y señalando a Teide- ahí tienes un buen ejemplo. Regular las corrientes y temperaturas transoceánicas, decías. Muy bien. Pero, aunque no siempre es posible, hay que intentar evitar los daños colaterales y procurar el máximo beneficio para todas las partes. Hay maneras de hacer las cosas con mucha menos agresividad y mayores ganancias para todos. A Vesubio y compañía les gusta demasiado contar víctimas, por eso no te hablan de la sostenibilidad y el respeto. Hay que hacer las cosas considerando muchos parámetros… Y ahora te toca decidir a ti, Pk, nadie mejor que tú mismo para saber si estás preparado o no para salir al exterior e iniciarte. ¿Qué decides? ¿Salir ya a lo grande, en plan antiguo y a lo alfa o desarrollar antes algunas de estas habilidades de las que te hemos hablado?

Pk, que acababa de recibir una buena ducha de humildad, los mira uno a uno con respeto.

-Señores, decido que debo descubrir y desarrollar estas habilidades… soft, antes de iniciar mi actividad. Pero me gustaría pedirles un favor: que me apoyen y me ayuden para cambiar de influencia. Me sentiría realmente privilegiado si pudiera estar más cerca de Teide -al decirlo se inclina, con un fuerte tremor, ante uno de los tres grandes.

-¡Sea! –dicen todos al unísono.

Y Pk suelta un burbujeante murmullo de placer que estalla agitando las aguas ante la costa de La Restinga.

Read Full Post »

ShareU

Preliminares

La historia del ShareU empezó a gestarse hace ya muchos meses y se fue construyendo lentamente, como casi siempre ocurre con las cosas buenas. Ene, en esta ocasión, tenía ganas de descubrir un camino distinto. No tenía dudas sobre la meta, sobre el destino o el lugar al que llegar. Hacía tiempo que sabía que era algo oportuno y deseable para muchos. Es más, estaba plenamente convencida de que, en estos últimos años, se había convertido en una necesidad y que había que compartirlo, divulgarlo y hacer que circulara, como el agua, que rodea, avanza, penetra, envuelve, bordea, cubre y se filtra, expandiéndose, impregnando y empapando aquello que alcanza.

¿Cuál era este destino u objetivo? El descubrimiento y desarrollo de habilidades blandas o soft. De unas habilidades que no obedecen a ninguna regla fija, llamadas blandas por su capacidad de adaptación, por  evolutivas, moldeables, modelables, mejorables…

Las fórmulas y las formas eran la cuestión a resolver. Ene podía preparar un viaje por todo lo alto: alquilar salones en hoteles, contratar el mejor catering, disponer de varios guías/acompañantes, ofrecer servicios complementarios… y obtener pingües beneficios. Así se había hecho casi siempre. Costes elevados y fórmulas promocionales del tipo si-me-traes-a-alguien-te-rebajo-el-importe-a-la-mitad. Pero ya no. Los tiempos eran otros y había que empezar a cambiar los modos. No más tratos injustos. No más intereses partidistas. Había que ser atrevidos y apostar por un recorrido distinto, tipo “Al Filo de lo Posible”, para el descubrimiento y desarrollo de las Habilidades Soft.

En esas cuestiones andaba Ene mientras escudriñaba su entorno buscando respuestas, cuando -de repente- se disparó una alarma. Una vez recuperada del brinco empezó a buscar. El sonido salía del centro de la enorme sala. Se acercó, abrió uno de los cajones de la mesa y apareció un viejo despertador, de esos para niños, muy agitado y concentrado en su campanilleo, con la cara sonriente y con una frase prendida en la visera de su gorra “Comparte tus sueños”. Curioso. Al lado del despertador  una pequeña y rústica cajita de madera llamó su atención. La abrió. Parecía una cajita de música… salían unas notas… pero no, porque de repente empezó a oírse una voz, en inglés, que repetía un rítmico estribillo: share you! share it! sharism!… share you! share it! sharism!… Ene, que era muy dada al ensueño y la fantasía, lo pilló enseguida. Estaba muy claro: había que contar con la fuerza del colectivo y empezar a colaborar e interactuar con él.

Misión    

Ene decidió partir de una ruta de mínimos, analizó costes, negoció alianzas y preparó las herramientas. Estaba muy contenta ya que había conseguido bajar el precio a 440 € por persona, calculando un mínimo de 11 personas, y que este precio incluyera todo el proceso formativo, el material, el entorno virtual de aprendizaje colaborativo, el alquiler de la sala y los catering. Vio, además, que era posible bajar el importe a medida que los participantes se fueran sumando: 440€ si eran 15, 400€ si eran 20, 320€ si eran 25… y sonrío. Vamos bien, se dijo, pero podemos hacerlo mejor si sumamos esfuerzos…

Lanzó la idea a la Red, bajo el lema Share_U para que las personas interconectadas pudieran también participar y ser co-creadores del proyecto. Creó un evento en Facebook, lo divulgó también en Twitter, Google + y LinkedIn, en el blog amigo de Jugar con Esferas y en el mismo blog de Ene.

Desde allí empezó a correr la voz, la noticia se propagó, como un virus, compartiéndose entre miles y miles… y entonces sucedió que aparecieron centenares de pajarillos llenando todos los rincones con sus alegres y coloridos tuits… y los muros y perfiles empezaron a rebosar ideas y propuestas.

Epílogo

Ene no cabía en sí de gozo. Su visión/ilusión iba tomando forma poco a poco, enriqueciéndose y creciendo gracias a las aportaciones de todos. Los encuentros prometían. Habían conseguido abaratar los costes de manera que todos pudieran beneficiarse de unos mejores precios. La gente se había implicado, muchos se habían comprometido, las etapas de Madrid y Barcelona estaban aseguradas y ya habían avisado que en Málaga, en Ciudad Real, en Valencia y en Zaragoza se estaban organizando más grupos.

2012 está a punto de concluir su primer mes. Ene sabe que es un año que demandará grandes cambios y nuevas habilidades, más orgánicas, más humanas y adaptativas. Comprueba por última vez el material: post-it de colores, celo, hojas de papel, material didáctico para el camino, telas, tijeras… no falta nada. Cierra la maleta, se abrocha el abrigo, se cala el gorro hasta las cejas, anuda la bufanda…y abre la puerta.

ShareU! · Share it! · Sharismo! 

Puedes contribuir divulgándolo, apuntándote al proceso formativo de  Habilidades Soft, aportando ideas, haciendo propuestas… Aquí tienes unas cuantas a modo de ejemplo:

  • Tenemos una casa con grandes salas, completamente preparada para este tipo de encuentros muy cerca de Huesca. Nos encantaría podérosla ofrecer a cambio de poder asistir al curso. ¡Ah y si os interesa, también hay camas para dormir! (¡Vaya, ofrecen una casa con la posibilidad de pasar la noche! ¡Esto no estaba previsto! ¿Lo planteamos a las redes a ver qué tal?)
  • Hemos montado una pequeña empresa de catering y nos encantaría poder colaborar de alguna manera ¿Podríamos hablar? (¡Por supuesto: es época de alianzas y sinergias!)
  • Somos 4 amigos y estamos interesados en desarrollar estas habilidades… ¿Podemos apuntarnos ya? (¡Claro que sí! Como el precio irá bajando a medida que se inscriban, hemos determinado una preinscripción de 250€ ¿os parece bien?)
  • Tengo mucha mano para el dibujo y se me ocurre que podría realizar algunos trazos del encuentro y de las principales ideas que vayan surgiendo ¿podríamos encontrar alguna forma de colaboración? (¡Por supuesto! ¡Nos haces mucha falta para el Harvesting!)
  • Me encantaría poder hacer un documental fotográfico y videográfico de esta etapa ¿cómo lo hacemos? (¡Fabuloso: más apoyos para la cosecha del presencial!)
  • Podemos reunir un grupo de 12 personas en nuestra ciudad ¿Qué necesitamos para organizar nuestro proceso particular? (¡Muchas ganas de aprendizaje y poneros en contacto con Noûs!)
  • No voy a poder asistir, pero me interesaría poder ayudar aportando algunos €urillos para que a otros les pueda salir más económico. (¡Olé! ¡Este es un espíritu generoso! ¿Te gustaría constar como patrocinador o prefieres hacerlo de forma anónima?)
  • Me interesa mucho asistir pero me gustaría saber las fechas antes de confirmar (Bien! las fechas se irán publicando y consensuando a medida que vayamos sumando sinergias. Nuestra intención es empezar a finales de enero. De esta manera tendrás un margen de tiempo para reservar unos €urillos para tu formación… Estarás puntualmente informado)

 ¿Te animas a compartir las tuyas? ¿Te apuntas al sharismo de ShareU?

Aquí encontrarás el navegador del proceso formativo

 

 

 

 

¡Mil gracias por tu atención y participación!

 

Formación y Contenidos

lourdes.tebe@nous-formacion.com

tels. 938509227 y 609960659

Read Full Post »

“El nacimiento del lenguaje fue al mismo tiempo el nacimiento de la Humanidad. Cada palabra era el equivalente fonético de una experiencia, de un acontecimiento, de un estímulo, interior o exterior. Un potente esfuerzo y una experiencia creadora estaban incluidos en esta formación de sonidos que debió escucharse a lo largo de largos períodos y gracias a la cual  el homínido llegó a elevarse por encima de sí mismo”  (Lama Anagarika Govinda[1])

Hace unos días, en esos giros que a veces toman las conversaciones, me encontré hablando por teléfono con un amigo de la gran importancia que tiene disponer de una palabra para nombrar las cosas. Permitidme un poco de cronología para ver cómo llegamos allí. Hablábamos de un amigo común que acababa de empezar una nueva andadura profesional, después de un proceso de selección de casi 4 meses y le explicaba cómo la empresa, una importante multinacional que había iniciado su búsqueda entre los miles de colaboradores que tiene en nuestro país, había tenido que desistir de encontrar entre sus propias filas el perfil idóneo para el puesto, externalizando la búsqueda del candidato.

Luego la conversación prosiguió por el perfil requerido: una persona joven, treinta y tantos, bien preparada, con experiencia en puestos de responsabilidad y, lo más importante, con suficientes habilidades soft  para poder liderar a un equipo de más de 250 personas y dar un impulso a la zona. Los responsables del proceso de selección, ingleses, le comentaron las dificultades que tienen para encontrar personas con este tipo de habilidades en nuestro país y que esta era la causa de que los resultados en España fueran más bajos que en el resto de países en los que lideran el mercado.

Así, nos encontramos de lleno con el concepto “Soft Skills” o Habilidades Soft y hablando del lenguaje que usamos y de cómo éste configura la realidad llenándola de sentido. ¿Nos hemos preguntado alguna vez por qué la lengua española tiene tan pocas palabras que aludan y nombren las nuevas prácticas, habilidades y competencias empresariales? De entrada, si aquello que no sabemos nombrar no existe en nuestro particular universo ¿Cómo haremos para que los empresarios y directivos de nuestras empresas entiendan que las cosas están cambiando y que se requieren nuevas formas y modos de gestión y liderazgo?

Y cómo una cosa lleva a la otra, nos pusimos a comentar las dificultades para hallar la palabra, el título, que nombre y muestre -con claridad- la idea, concepto y contenido de un proceso formativo que estamos diseñando desde Noûs, para Barcelona y Madrid. Lo estamos quemando todo,  le dije, nos estamos cargando los nombres y los conceptos, banalizándolos, vulgarizándolos, despojándolos de su potencia, de su fuerza y belleza y de su capacidad para mostrar, nombrando. ¿Cómo vamos a llamarlo? ¿Autoliderazgo? ¿Liderazgo Interior? ¿Autoliderazgo Ético? ¿Desarrollo Personal? ¿Desarrollo Humano? ¿Los 5, 7 ó 12 Pilares/Hábitos/Saberes del Ser altamente eficaz? ¿Autocoaching? ¿El Coach Interior? ¿Cómo hacer para diferenciarnos un poco de esta corriente banalizadora del desarrollo personal o humano?

De repente lo vi claro, como en muchas de las ocasiones que hablo con Miguel: había que volver a la fuente, acercarnos a la raíz… ¿Y por qué no Habilidades Soft? Casi nunca se habla de ellas y están justo en la base. Imagino que, en parte, será debido a que la traducción ‘blandas’ o ‘suaves’ no muestran el concepto o la idea que pretendemos. Pues nada, no se traduce y se deja tal cual. De la misma manera que hemos incorporado el software en nuestras vidas digitalizadas, integraremos también la idea de las Soft Skills o habilidades blandas, llamadas así por su carácter adaptativo, porque son moldeables, modelables y en absoluto rígidas.

Tenemos habilidades duras (hard) o técnicas, que son las que, aprendidas en escuelas y universidades, nos permiten realizar la parte técnica de la profesión y están las habilidades suaves (soft), que son las que necesitamos para todo -como el agua- y las que nos permiten realizar la parte humana de la profesión. Son como el hardware y el software de un ordenador, el uno sin el otro no pueden funcionar. Pero, mira por donde, en este país somos un poco más orgullosos que en el resto. Nosotros no necesitamos de esas cosas. Son tonterías de los anglosajones que están un poco zumbados… y así nos va.

Ingenieros, médicos, profesores, técnicos de todo tipo, profesionales altamente capacitados para las tareas técnicas de su trabajo y con poquísimas habilidades y competencias, mal llamadas, sociales. ¿Por qué mal llamadas? Porque no pertenecen sólo al ámbito social o interpersonal, sino que -sobre todo- tienen que ver con el ámbito intrapersonal y no son únicamente fruto de la experiencia o de la herencia genética, sino que se pueden/deben aprender, además de practicar y entrenar.

Pero mejor ver unas cuantas Habilidades Soft para tener más claros los conceptos de los que hablamos:

autoconocimiento,

autotelia,

autonomía,

autoliderazgo,

coherencia,

integridad,

capacidad de atención y de escucha,

autorregulación,

interés,

curiosidad,

autenticidad,

responsabilidad personal y social,

capacidad de reflexión,

gestión del ego, de las emociones y del estrés,

proactividad,

pasión,

motivación intrínseca,

lógica divergente,

humildad,

aprendizaje continuo,

empatía,

actitud epoché,

comunicación (valorativa, dialogante, generadora de ‘conversaciones’),

capacidad de síntesis y de argumentación,

gestión del tiempo,

confianza,

respeto y consideración,

flexibilidad,

capacidad de adaptación,

relativización,

gestión de las ‘ilusiones’,

prevención y gestión de conflictos,

visión sistémica,

pensamiento crítico,

pensamiento complejo,

capacidad estratégica,

cooperación ,

actitud colaborativa,

mente ética,

autodisciplina,

creatividad,

elegancia,

altos valores y virtudes…

Uno puede ser muy bueno en la parte técnica de su profesión, pero si no sabe cómo comunicarse con sus colaboradores o no sabe cómo motivarse o cómo ilusionarse o cómo escuchar… acabará siendo un pésimo profesional, por muy bueno que sea técnicamente. Las habilidades soft son adaptativas y nos permiten ir más allá de la aptitud hasta abrazar -también- la actitud… y en su desarrollo no encontramos más que beneficios.

¡Qué importante resulta tener palabras para nombrar las cosas! ¡Finalmente podremos diseñar el proceso formativo que tanto nos ilusionaba y empezar a decir las cosas por su nombre! ¡Mil gracias Miguel!

Si te ha gustado este post y quieres hacer algún comentario, ya sabes… como en casa…


[1] Lama Anagarika Govinda es Ernst Hoffman, 1898-1985 (Foundations of Tibetan Mysticism,1959, p10 [mod])

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: