Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 julio 2011

¡Cuán compleja es la realidad que estamos construyendo, madre mía! Y por si fuera poco… ¡cómo nos gusta complicárnosla! ¿Tanto nos cuesta hacer bien las cosas? ¿Tan poco nos valoramos? ¿A esos extremos llega nuestro desprecio por la vida, por la humanidad, por el planeta?

La noticia de la hambruna en Somalia ha entrado por la puerta de atrás, sin hacer apenas ruido… ahogada por todo lo que sucede en el ámbito financiero, por las corruptelas de aquellos que deberían estar dando ejemplo, por los escándalos de la ambición desmesurada, por los cientos de focos virales contagiándonos con estudios sobre la felicidad, hablándonos de mujeres que empezaron en la miseria y acabaron amasando grandes fortunas, hablándonos de liderazgo, de responsabilidad social, de…

No entiendo de grandes cifras macroeconómicas y creo que, como yo, muchos de vosotros os sentiréis perdidos cuando oímos hablar de ello. Ni entiendo ni quiero entender esta forma de ver las relaciones en las que sólo priman los intereses de unos pocos que, además, no tienen ningún tipo de escrúpulos para seguir enriqueciéndose a costa del malvivir de tantos. Así veo yo la economía: como un espacio abierto para la interrelación y el intercambio de bienes (tangibles e intangibles). Se me escapa cuando despega y empieza con sus altos vuelos…

Sólo tengo una cosa clara. Esto no puede seguir así. No podemos seguir con estos delirios de grandeza ni avanzando por el camino de la soberbia y del antropocentrismo. Hay que empezar a poner límites a tanta ambición y ceguera… Y, antes, tendremos que pararnos, reflexionar y ver la mejor manera de cambiar y transformar las leyes y las normas de esta sociedad. Si, como dice mi estimado amigo Jesús, ‘la norma normaliza’, queda claro que lo que hasta ahora hemos estado ‘normalizando’ ha sido la ley del dinero fácil, la del crecimiento y enriquecimiento sin límites ni razón, per se. Tendremos que evolucionar y madurar un poco más hasta ser capaces de poner a todos los individuos ‘alfa’ que planean como buitres a nuestro alrededor, salivando ante tantas y tan suculentas perspectivas de dominio y poder, en su verdadero lugar. Hoy todo esto ya no toca.

No entiendo de mercados ni de economía, pero tengo la extraña sensación de que el concepto libertad no debería nunca haberse relacionado con ellos… que con esos hay que ir con mucho tiento. No podemos permitir que su ambición pueda crecer sin límites. No podemos permitir que el máximo objetivo de nuestra acomodada sociedad sea la codicia o amasar grandes fortunas, mientras decenas de miles de personas mueren diariamente por culpa de nuestra avidez.

O frenamos esta locura en seco o las cosas irán cada vez a peor y, entonces… que paren el mundo, que me bajo!

Read Full Post »

Muchos días sin Jugar con Esferas ni estar muy presente en la Red… Podría parecer que uno de los más grandes tópicos del Sur se estuviera cumpliendo, pero no. En el Sur también actuamos considerando las prioridades. Sigo escribiendo artículos semanalmente y desarrollando contenidos. Nada podría impedirlo… me mueve la pasión.

Durante muchos años estuve dándole vueltas a la pasión como concepto. Había algo que no encajaba cuando en las reflexiones incluía las visiones budista y taoísta de la psique humana. ¿Pasión, cuando la tendencia debería ir hacia la ataraxia o imperturbabilidad? Eran otros tiempos, en los que todavía andaba a cuestas con el dilema de los extremos y la disyunción entre opuestos.

Imagen de Buda en Nha Trang

De repente descubres que pasión y ataraxia no sólo pueden ir unidas, sino que deben hacerlo. Una vez más aparece la alternancia como juego, habilidad o competencia: la capacidad de hacer lo uno y lo otro. Pasión y entrega en el dar, y pasión y entrega en el recibir; ataraxia e imperturbabilidad en el dar y en el recibir. Ser y no-Ser, esta sigue siendo la eterna cuestión, la que debería llamar más poderosamente nuestra atención. Siempre creyendo que debemos elegir entre lo uno y lo otro, como cuando leemos frases del tipo “Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia adentro, despierta” (de Carl G. Jung), como si hubiera una opción mejor que otra: hay tiempo para soñar y lo hay también para estar despiertos; es bueno mirar hacia adentro y es bueno también mirar hacia afuera. El problema lo tenemos cuando nos apegamos a cualquiera de los polos sin considerar las infinitas gradaciones intermedias que existen entre los mismos.

Y, como este tipo de reflexiones parece que siempre encuentran nodos a los que poder enlazarse, ayer me encontré con un excelente post, de Diego Martos , en su blog La pasión de ser tú mismo en el que reflexionaba sobre la automotivación. Me estimuló y me lancé de nuevo a la reflexión, proponiéndome investigar para escribir este post y clarificar(me). Un nuevo buceo sobre la pasión y su raíz griega “pathos” hace que me vuelva a encontrar con el sufrimiento y el padecer como significados en otro post, esta vez de Javier Díaz Gil,  estoy casi por rendirme, pero no, reivindico la pasión como el motor que mueve mis pasos e impulsa mis actos. Pathos tiene más que ver con pasivo, en el sentido más amplio de la palabra, como el ‘paciente’ que se entrega confiado -sin juzgar ni cuestionar- a recibir las acciones de su médico.

Pasión por la vida, por las personas, por el entorno… sí, y también por construir una vida con significado, con sentido, implicándonos, responsabilizándonos, comprometiéndonos, esforzándonos, divirtiéndonos, jugando… Nada puede otorgarnos más fuerza ni más potencia que amar lo que hacemos, estar alineados y sabernos coherentes con nuestros valores y con aquello que decimos, saber hacia adónde vamos, tener una meta, una dirección que seguir (ni que sea con todas las incertidumbres!)… ¿No serán estos los antídotos del ‘saboteador’ que dice Diego? ¿No podríamos, desde el Sur, hacer valer nuestra capacidad de entusiasmo, para -junto con otras competencias- ser mejores emprendedores y más sociales?

Si este post te ha generado alguna reflexión y quieres compartirla… tu comentario será bienvenido. Un fuerte abrazo. Lourdes

 

Read Full Post »

En un claro intento de ir abriendo mi ventana pública/privada, interrelacionando mundos y superando timideces… Os dejo con el enlace de la ponencia “Amores k Matan“, que tuvo lugar el pasado 15 de junio en el paraninfo del Instituto Internacional (tuve el inmenso honor de estar en un escenario pisado, en su época, por García Lorca), en Madrid, organizado por la Cruz Roja Española, en el marco de las IV Jornada Técnica para el Avance de la Metodología en Intervención Social y las Buenas Prácticas. Y, sí, pasé mucho calor, en parte debida a la cálida acogida de todos los asistentes. ¡Mil gracias a todos!

¿Que pensáis en relación al proteccionismo que, frecuentemente, confundimos por amor? Te invitamos a expresar tu opinión…

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: