Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 mayo 2011

Cuando suceden hechos como los que están ocurriendo en tantas plazas españolas, no podemos  evitar una cierta mirada interior, un cuestionamiento profundo sobre lo qué queremos, qué es necesario cambiar, cuáles son las prioridades. Propongo un ejercicio, tan profundo como se pretenda, que nos ayude a esclarecer un poco, basado en el método[1] GROW cuyo significado, CRECER, parece que ni pintado para esta semilla plantada en pleno mes de las flores, el 15 de mayo para ser exactos, en el km 0 de España, justo allá donde nace el SOL.

Grow es un acróstico de cuatro pasos:

  • G de Goal: Meta, destino, objetivo final…

Hacia adónde vamos, cuál es nuestro punto de llegada, nuestra meta o destino. Qué futuro  queremos para todos… y qué motivos nos mueven para querer llegar allí (así sabremos también de nuestra potencia).

  • R de Reality: Realidad biológica, física, mental… Contexto, entorno,  recursos, herramientas…

Cuál es nuestro punto de partida, con toda su complejidad. Nuestra realidad actual y la del contexto en el que nos movemos (que parte desde el autoconocimiento hasta un conocimiento más sistémico y global). Cuáles son las amenazas y peligros (ambición, corruptibilidad, egos…) Con qué contamos, con qué recursos (tiempo, tecnología, materiales e inmateriales…), con qué talentos y fortalezas (conocimientos, competencias, habilidades…).

  • de Oportunity: Opciones, oportunidades, posibilidades…

Cuáles son nuestras opciones, cómo es de grande nuestro abanico de posibilidades, nuestro arco de intervención. Qué habrá que hacer para llegar allí, cuáles serán cuáles los posibles escenarios, cuáles las estrategias… y quiénes actuarán, considerando la realidad y el contexto junto con la meta.

  • W de Well-Doing: Buenas prácticas, los modos la manera cómo ejecutamos lo decidido

La importancia de cómo hacemos lo que hacemos (actitudes, comportamientos, formas, maneras…) resulta vital para que las buenas ideas se conviertan en buenas acciones, de calidad (sostenibles, beneficiosas para todos… planeta incluido).

Considerando la envergadura de la semilla del movimiento 15M, considero de máxima importancia este último punto, el de las buenas prácticas (W) ya que todos sabemos lo difícil que es conseguir buenos resultados sólo con buenas intenciones, por mucho que haya también muy buenos conocimientos e -incluso- recursos… no bastan. Cabe aquí nombrar a Edgar Morín, otro gran pensador francés nonagenario, en su excelente compilación para la introducción al pensamiento complejo, donde comparte que “La acción es una decisión, una elección, pero es también una apuesta. En el momento en que un individuo emprende una acción, cualquiera que sea, ésta comienza a escapar de sus intenciones…/… Esta acción entra en un universo de interacciones y es finalmente el ambiente el que toma posesión, en un sentido que puede volverse contrario a la intención inicial“.

Es en el interactuar y en el interrelacionarnos, con tantas variables en juego donde aumentan de modo considerable los niveles de complejidad, puesto que interviene el contexto, los elementos aleatorios, el Principio de Incertidumbre de Heisenberg, el azar, el desorden, iniciativas y decisiones, experiencias habidas, estados anímicos y emocionales, instintos y necesidades primarios… obligándonos a estar atentos y vivir el instante presente con mucha atención y consciencia, viendo el abanico de realidades posibles desde las que poder operar y, donde resulta más necesario que nunca, pensar y actuar de forma estratégica, con una buena metodología. “Para las secuencias que se sitúan en un ambiente estable conviene utilizar programas. El programa no obliga a estar vigilante. No obliga a innovar… /… Es por esto que tenemos que utilizar múltiples fragmentos de acción programada para poder concentrarnos sobre lo que es importante, la estrategia con los elementos aleatorios”, nos recuerda Morin.

De hecho en el método GROW, el concepto inicial del cuarto paso era “Wrap-Up” (cierre), pero me permití adaptarlo hace tiempo a esas Buenas Prácticas o hacer de calidad, ya que el círculo evolutivo en el que nos hallamos inmersos, es una espiral abierta que nos habla también de incompletitud (Goëdel) y nuestras acciones, para que sean de calidad y eficaces, tienen que tender a la apertura, a la inclusión, de manera que puedan seguir realimentándonos a la vez que  promoviendo y generando creatividad y apuestas futuras.

El ser humano necesita de esa producción-de-sí y de esta re-generación constante para ir ampliándose y desarrollándose. Ahí toma más sentido que nunca la genial frase de Maturana y Varela “Todo Conocer es Hacer y Todo Hacer es Conocer” (que a mí siempre me evoca otra de A. H. Maslow: “ser más para más Ser” que viene a significar ser más y mejor persona para engrandecer a la humanidad).

La Apuesta del Sur puede ser ésta: empezar a constituir y co-crear una sociedad mucho más humana, más responsable, honesta, equitativa… más capaz de pensar en el bien común, incorruptible, basada en valores fundamentales tales como la transparencia, la autenticidad, la honestidad, la coherencia, el respeto, la valoración (de uno mismo y de los demás)…

Una revolución digna del siglo 21, con nuevas formas, con mucho más conocimiento, competencias, recursos… y mucho más participativa. Vamos a escribir un poco de historia ¿no os parece?

¿Y dónde dices que empezó todo? En el km O del Sol… algunos creyeron que sería cosa sólo de días, pero aguantamos, nos preparamos… y al final, entre todos, promovimos grandes cambios.


[1] Que se atribuyen Alexander Graham, Alan Fine y John Whitmore. Max Landsberg lo usa en su libro: el Tao del Coaching

Anuncios

Read Full Post »

Ayer solté un auténtico rollo en este blog (sorry a quien le pesó)… Es lo que tiene el entusiasmo, cuando le das rienda suelta de la única manera que te permite la salud, y es también lo que tiene ese ir cumpliendo años, en los que vas aprendiendo que, en ciertos momentos, lo que toca es soltarse la melena y apoyar las causas nobles y justas, cueste lo que cueste.

He estado leyendo un montón sobre lo que ocurre. Twitter y Facebook están que hierven. Hay aportaciones muy interesantes en la red y muchos  en los que -con frecuencia- los comentarios te sorprenden y enriquecen tanto o más que el propio artículo.

Hay algo muy bueno en el aire: hay madurez, hay valentía, coraje, atrevimiento y, sobre todo, mucho sentido común (¡y acostumbramos a decir que es el menos común de los sentidos!). Hace unos meses soñaba con una Revolución del Sur y parece que se está materializando.

¿Cambios? Por supuesto que hacen falta cambios… ¡y muchos! Lo decía ayer: hace casi 30 años que no me siento representada por los políticos. Me pesa y me indigna su incapacidad, su ignorancia, su ceguera y cómo anteponen sus intereses personales, por encima de los de sus representados (¿contrataríamos a algún profesional que actuara así?).

Ganar no es lo importante, lo importante ahora, hoy, con la que está cayendo, es contribuir -y ojo con las premisas- con la máxima honestidad, honradez y coherencia… Contribuir al bien de la sociedad en todo su conjunto. Y, por ello, recalco la importancia de empezar a regirnos y movernos por cosas importantes de verdad y no por lo que muchos intentan hacernos creer que vale. ¿Qué es lo más importante, ahora, para todos, en este momento? ¿Poner fronteras, hacer más de lo mismo?

Lo más importante, ahora, es estar allí y persistir hasta más allá del domingo 22 de mayo… Hay que estar fríos y serenos para aguantar y hacer frente a lo que venga de manera lúcida (en Barcelona acaban de hacer un comunicado diciendo que no desalojarán). No podrán con esta actitud. No podrán con la determinación de una sociedad que está harta de tanto despropósito y olor a rancio. No estáis solos. Los jóvenes aguantáis más, pero tenéis el apoyo de muchos mayores, incluso de muchos abuelos, que estamos con vosotros.

Esto no se acaba con las elecciones. Esto no ha hecho más que empezar y habrá que ir por partes. Un cambio de sociedad no se hace ni en siete días ni en 20. Islandia ha necesitado 2 años. Creo que nosotros podemos hacerlo en menos… y, lo más importante (no hay que olvidarlo!), es que la chispa de la #worldrevolution está prendiendo en todos los rincones del planeta. Estamos cansados de tanto incompetente con poder y privilegios. Por primera vez en la historia disponemos de los medios tecnológicos para poder hacer cosas con gran trascendencia… y hay que hacerlo sin prisas pero sin demoras…

Los días 24 y 25 se reúne el grupo e-G8. Las grandes potencias se encuentran en París para discutir cómo poner puertas a la Red. La Neutralidad en la Red debería ser una de las primeras peticiones… Luego vendrán muchas otras, como la Ley Electoral, Educación y… porqué no, incluso una profunda revisión de nuestra Constitución, para actualizarla y alinearla con los nuevos aires que soplan.

Lo dejo que si no se alarga demasiado.

¡Ánimo a todos los #acampados del mundo! Me siento más representada por vosotros en este momento que por los políticos de este país. ¡Mil gracias por estar allí!

Espero estar fuerte el domingo tarde/noche para sumarme a #acampabcn

Read Full Post »

Hoy toca parar un rato y reflexionar sobre lo que está pasando en España. Desde hace unos días las calles y las plazas españolas son un clamor y un reclamo: DEMOCRACIA REAL YA! Eso es importante, y lo más importante debe pasar por delante de lo urgente… así que a gestionar las prioridades!

He estado durante unos días convaleciente (sigo en ello) y dedicando mi tiempo en exclusiva al arranque de nous-formacion (una empresa diferente, sin afán de lucro, hija de unos cuantos emprendedores sociales y de los nuevos tiempos), en esa corta pausa de mis actividades como facilitadora. Vivo en la montaña, en un pequeño y hermoso pueblo muy cerca de los Pirineos. El bullicio de las grandes ciudades me queda lejos…aunque de vez en cuando bajo a Barcelona por trabajo y para estar un rato con mis hijos (34 y 31, biológicos, y 29 años, del primer matrimonio de  mi segundo marido) y con la nieta (7). Explico esto para dejar clara mi edad, condición y estado: a punto de cumplir los 55, abuela, sí, y con un largo recorrido a mis espaldas.

Hace un montón de años que ando comprometida con la sociedad (formada por individuos que necesitamos desarrollarnos) y sirviéndola en la medida de mis posibilidades, que son -por lo general- como facilitadora de herramientas cognitivas, a través de cursos y charlas, y como escritora a través, entre otros medios, de mis artículos semanales (más de 500 publicados) en El Reclam, una publicación catalana comarcal, semanal y gratuita, humilde como medio, pero con más de 50 mil lectores.

Desde allí llevo una década atizando, expresándome con libertad e intentando aclarar un poco las nieblas y las cegueras que nos adormecen y anestesian, haciéndonos tan manipulables y aborregados. Llevo años quejándome -a veces de forma casi radical- de nuestros políticos, exigiéndoles listas abiertas, total transparencia, honradez, mucha más inteligencia, respeto al pueblo al que sirven y deben servir, eficacia, capacidad de visión, humildad… en fin, la lista sería interminable con tantas páginas escritas. Digo esto, porque también desde allí he manifestado y defendido abiertamente mi abstencionismo. Sé que he incomodado a muchos pero soy incapaz, voluntariamente, de votar al menos malo para que no ganen los más malos. Hace ya muchos años que no veo la política dividida entre izquierdas y derechas: hago la distinción entre capaces de llevarnos a un futuro mejor, más humano, sostenible y equitativo… o no. Y como hace años que no veo a nadie capaz, no voto.

¿Qué ha pasado en las últimas tres décadas? Que hemos estado haciendo las cosas muy, pero que muy mal (peor imposible, vaya!), todos, sin excepción: políticos, ciudadanos, partidos…

¿Qué ha pasado en estos últimos 10-15 años? Que la ‘democracia’ se ha ido consolidando, que hemos bajado la guardia, no han habido propuestas nuevas, hemos dado cada vez más poder a los partidos centrales, a las entidades financieras, al poder de los poderes -que es la economía- y nos hemos convertido en marionetas bailando al son de cuatro desalmados que impregnan el aire de rancio. Que hemos perdido en educación, en proyectos de futuro, en responsabilidad social…

¿Qué ha pasado en estos últimos meses… a raíz de las movilizaciones del norte de África? Que hemos descubierto el inmenso poder de la Red… y vuelvo a evocar aquí un viejo proverbio etíope que descubrí en twitter a través ) de @AATEthiopia: “When spider join their webs, they can kill a lion.” Cuando las arañas unen sus telas, pueden matar un león…

¡Más cronología! A primeros de año nos enteramos de que nos han silenciado la revolución del pueblo islandés. A mitades de marzo mi hijo Pau me habla del libro “Indignaos”, de Stephane Hessel. Hace apenas un mes, Marc me comenta sobre el proyecto Equo, con ideas nuevas de verdad, formado por gente nueva… aire fresco, me digo (y que quizás podría reconsiderar mi postura, investigar de qué van y repensar mi abstención de cara al 2012)… y el 15M estalla la Revolución. Me pilla lejos, me pilla débil, pero me pilla de lleno. Ni os podéis imaginar la sensación de gozo, de alegría, incluso de alivio… finalmente!! ¡Hemos despertado!

¿Queréis que os explique un poco más el porqué de todo este rollo que os estoy soltando? Pues resulta que ayer por la noche, después de asistir a una espectacular interpretación de la Filarmónica de Berlín, con un genial y emotivo Claudio Abbado dirigiendo “Das Lied von der Erde” o El Canto de la Tierra de Gustav Mahler, transmitida en directo por el canal ARTE  (¿Qué tiene que ver esto con una revolución? Easy: una revolución sin valores nos llevaría justo al punto en el que estamos… La belleza y la armonía, entre otros, son ahora más necesarios que nunca: elevan el espíritu y nos llenan de fuerza y de sentido). Repesco el hilo: después de esta fantástica experiencia y con el ánimo enaltecido por el exquisito final, nos ponemos a zapear a ver qué dicen los medios nacionales sobre la revolución en las plazas españolas… Alucinante. Están estupefactos. No saben cómo reaccionar ni qué decir. Vimos parte de dos tertulias y en ninguna de ellas oímos nada inteligente.

Así que vamos a aclarar un poco, para los más confundidos:

  • Aquí tenéis el manifiesto que ha puesto en marcha el movimiento 15M
  • Aquí algunas de sus/nuestras propuestas
  • La #spanishrevolution no la están haciendo sólo jóvenes, somos muchos -de distintas edades (y hay más abuelos de lo que pensáis), credos y culturas- los que estamos indignados y exigimos una democracia real ya, y que llevamos tiempo intentando que este país se mueva, a pesar de sus políticos.
  • Los políticos tienen que enterarse que estamos en otro momento y que toca hacer las cosas de otra manera.
  • Vamos a votar con consciencia, a los que estén dispuestos a ‘servir’ al pueblo y arrinconaremos a los que deseen servirse de él para engordar sus cuentas y sus egos
  • Estamos dispuestos a seguir, luchando por un futuro más esperanzador y humano para nuestros hijos, nietos, biznietos… y las generaciones venideras

Por todo ello:

  •  NO estamos dispuestos a aceptar más prácticas corruptas ni intereses partidistas.
  • NO queremos una sociedad tiranizada por los dueños y señores de la economía
  • NO vamos a votar a los que no nos representan ni a los menos malos
  • NO nos vamos: hemos venido para quedarnos (estemos donde estemos, la red nos une)
  • NO somos una minoría
  • NO somos anónimos
  • NO somos tontos
  • NO tenemos miedo
  • y… sobre todo
  • NO estamos solos!!

Soplan nuevos aires, aires de esperanza, ilusión y cambio (percibo, incluso, una cierta vertebración y unión en esta España que algunos se empeñan en dividir)…

Así que, por encima de todo, hay que seguir… Ánimos #spanishrevolution!!

Read Full Post »

Después de muchos días con la prioridad puesta en otros menesteres, incluido el de sanar un resfriado de campeonato, y sin haber tenido tiempo para poder dedicarme al blog, adelanto un artículo que escribí para la revista Salud Vital en el año 2007, mientras me dedico a redactar un post futuro en el que poder presentaros, con la máxima profundidad que se merece, el hermoso proyecto de noûs-formación, al que tengo el honor de contribuir. Confío en que os resulte interesante:

Las emociones generan una serie de substancias químicas que pueden resultar adictivas. Aprender a controlarlas forma parte del proceso de mejora y crecimiento personal.

Las emociones son respuestas adaptativas, necesarias para la supervivencia, e  implican a todo nuestro organismo. Según los neurocientíficos, son la respuesta fisiológica, orgánica, automática y química que generamos ante los estímulos externos o situaciones. Solemos confundirlas con los sentimientos, aunque éstos sucedan, en realidad, en el ámbito mental.

Todos los seres, cuando nacemos, somos tiernos, dúctiles e impresionables. O sea, que llegamos a la vida perfectamente equipados para el aprendizaje. Imaginemos nuestro cerebro como un prado de trigo dorado. Un campo virgen que van a recorrer las primeras neuronas en forma de niños jugando al escondite. Si lo vemos desde arriba, observaremos que los niños, cuando pisan el trigo por primera vez, abren pequeños caminos. Estos senderos, abiertos completamente al azar, son los mismos que luego utilizarán para llegar más rápido a su destino, en forma de atajo. Y en este recorrerlos una y otra vez, están creando lo que llamamos la zona cómoda o de confort, el camino recurrente, el de la costumbre y la posible adicción. Estos caminos o senderos también contienen los estados emocionales, junto con su carga química, que recorremos cada vez que vivimos situaciones parecidas a las que hicieron el trazado en nuestro cerebro.

Cómo creamos una zona cómoda

Imagínate que alguien te trata injustamente o de forma inadecuada. Sientes cómo hierven tus emociones y cómo crecen el enfado, la rabia y la ira dentro de ti, pero callas y no dices cómo te sientes ni pides que cambie su forma de actuar.

De esa manera, activas la química de la represión, impotencia y frustración, haciendo que ese malestar inicial se vuelva contra ti y aparezcan la queja y el lamento: “Siempre me pasa lo mismo, no tengo carácter, soy débil, todos abusan de mí, soy una persona muy desgraciada, incomprendida, nadie se imagina lo que sufro”.

Como consecuencia de todo ello, nuestro cuerpo produce la química de la tristeza y el pesimismo, tan dulce, tan cómoda y, por tanto, tan adictiva y peligrosa: “Siempre será así, tendré que acostumbrarme.”

Si quieres conocer cuáles son tus zonas de confort emocionales, reflexiona sobre tus sentimientos:

  •  ¿Te enganchas con facilidad a pensamientos tristes y pesimistas?
  • ¿Acostumbras a quejarte y a lamentarte por todo?
  • ¿Te callas ante lo que consideras injusto y luego te refugias en el silencioso “pobre de mí”?
  • ¿Te enciendes con facilidad, tiendes a reaccionar a la brava para luego culpabilizarte?
  • ¿Cuál es tu sentir más íntimo, cuáles son tus sentimientos más habituales?

No olvides que…

  • Las emociones generan drogas químicas que modifican nuestro organismo.
  • Estas drogas actúan internamente haciendo que nos sintamos y actuemos de una determinada manera.
  • Nuestro organismo tiende a acostumbrarse a sus drogas internas, volviéndose adicto a ciertos estados emocionales.
  • Ser adicto a estados emocionales que nos potencian y fortalecen no es lo mismo que ser adicto a los que nos menguan, limitan y debilitan

Atrévete a salir. Para evitar zonas de confort emocionalmente negativas, prueba con lo siguiente:

Sal de tu zona cómoda: revisa tus emociones y comportamientos más habituales.

Abre nuevos senderos: atrévete con nuevas maneras de ser, de hacer y de estar (y de pensar, de ver, atender, escuchar…).

Tómate la vida con humor: diviértete con lo que haces y mira el lado positivo de las cosas.

Despierta tu creatividad: pon en marcha tu imaginación, intenta realizar lo irrealizable y ver las cosas desde ángulos distintos.

Revisa de vez en cuando tus comportamientos, habituales o no, y cambia lo que desees mejorar.

Si deseas contribuir con tus comentarios, serán muy bienvenidos… Gracias por tu atención y que tengas un gran día!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: