Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2011

Seguimos un poco más con el tema de la Ley Sinde… La verdad es que preferiría dedicar mi tiempo a otros asuntos (en breve un post que no tendrá nada que ver), pero sigo pensando que es importante este debate y que se mantenga la neutralidad en la Red… Para no extenderme os dejo el texto de Juan Gómez-Jurado puesto que creo que lo expone con bastante claridad.

¡Feliz fin de semana para todos!

 

 

Read Full Post »

La importancia de las palabras… Somos, entre otras cosas, seres lingüísticos. Os recomiendo la lectura de esta interesante entrevista a un profesor de secundaria, José Carlos Aranda, doctor en filología hispánica y ensayista.

“Yo no tengo nada mejor que dar que a mí mismo”.

¡Que paséis un feliz día!

Read Full Post »

Cuando un político que nos representa nos ignora, despreciándonos y despreciando la verdadera Cultura, convirtiéndose en protector de la INDUSTRIA CULTURAL… cuando un político no escucha ni dialoga con los ciudadanos e impone una ley (Biden-Sinde) retrógrada, restrictiva y desconectada de la realidad, presionado por la todopoderosa industria audiovisual norteamericana… sólo le queda una opción: presentar su dimisión.

Al contrario de lo que se intenta hacer creer, los internautas -que somos todos, señora Sinde- no vamos detrás de las descargas gratuitas, no. Lo que estamos pidiendo es un debate serio, abierto a todos, o sea, público, para poner las cosas en su sitio con relación a la propiedad intelectual y a los derechos de autor.

No he encontrado ningún político en activo alineado con la realidad en todo este asunto… y digo en activo porque me sorprendió, y muy gratamente, encontrar en Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ex presidente de la Junta de Extremadura, una persona lúcida, atrevida, comprometida con la neutralidad en la Red e impulsora del software libre en la comunidad extremeña.

Lo que se está pidiendo, entre otras muchas cosas, es que la industria cultural entienda que los tiempos han cambiado y se adapten a las nuevas tecnologías (los soportes de plástico han quedado obsoletos y ya no sirven en un mundo digital). Se pide, por ejemplo, poder comprar sólo el tema que gusta en vez de ‘imponer’ los 12 restantes que completan el disco y que pueden no gustar. ¿Por qué pagar 18/20 € por un CD, cuando su coste real no supera 1 €? (Y sé de lo que hablo: mi compañero compone ambientes sonoros -música electrónica experimental- y hace unos cinco años editó (never more) un par de CD’s con un coste que no llegó a los 2 € por copia, impresión y portada a todo color incluida… si consideramos que sólo editó 500 copias y que cualquier tiraje de un famoso se mide por cientos de miles… ¿a cuánto les sale la copia? ¿a 0,25 €?)

En fin, que asuntos de tanto calado y trascendencia para los ciudadanos de este país, no se pueden hacer con tanto desatino, por todo ello, pido públicamente la dimisión de la ministra de cultura, señora Ángeles González-Sinde e invito a los que, como yo, estén hartos su mediocridad y sumisión a los grandes lobbys de la industria cultural, que se sumen a la petición.

Podéis hacerlo desde este enlace (puede que vaya un poco lento porque somos muchos: en sólo un día vamos a superar las 5000 firmas!) : http://actuable.es/peticiones/ministra-sinde-nosotros-votantes-pedimos-tu-dimision

Y seguimos… que paséis unos días excelentes!

Read Full Post »

Recién llegada de Berlín. Fresca… -bueno, quizás no tanto, porque los cincuenta y pico se empiezan a notar- con lo visto y sentido todavía muy vivo, arraigándose, atravesando  la piel, yendo más allá de las neuronas, construyendo nuevas formas, tanto orgánicas como retazos del ideario que me mueve…

Dos días y medio pateándonos las calles de Berlín no dan para mucho, aunque sí nos ha servido para captar ese aire que respira de ciudad viva, activa, joven y en plena efervescencia, que era justo lo que buscábamos. Hacía tiempo que queríamos ir y, con los proyectos y cambios que vamos a empezar a mover en breve, quizás habría quedado en un sueño o deseo no cumplido… así que, gracias a nuestros hijos, sus compañeros (también hijos) y nieta, que tuvieron la genial idea de regalarnos este viaje para celebrar los 25 años de una relación, basada en el respeto y el amor, que sólo hace que crecer y madurar… lo hemos podido realizar.

Me siento muy orgullosa de nuestros hijos, de todos, de cómo viven y aprovechan su juventud, sus treinta y pocos, ese momento tan genial para hacer apuestas de futuro, atrevidas, esforzadas, entrenándose, aprendiendo, coherentes con sus formas de ver y entender las cosas… Me gusta cómo toman sus decisiones, cómo afrontan las adversidades y cómo hacen las cosas… Me siento feliz cuando pienso en ellos… y también me encanta esa mezcla de libertad y disciplina con la que están educando a mi nieta, dándole esa capacidad de adaptación y madurez que a veces sorprende… (¿Y por qué no decirlo también de vez en cuando? Creo que estamos rodeados de jóvenes con muy buenas ideas, con muchas ganas de cambiar cosas, de hacerlas de forma distinta, de innovar, de crear, de interrelacionarse, interactuar… ¡algo nuevo al fin, diferente!)

Quizás os preguntéis por qué abro hoy esa ventana tan privada… La respuesta es sencilla: porque he descubierto que soy del Sur, y porque en el Sur, aunque todavía no lo hagamos todo lo que nos convendría, sabemos cómo  hablar con/desde el corazón… y porque Berlín, con su atrevimiento cultural, me ha inspirado.

Berlín son los jóvenes (aquí que no se interprete como edad, sino como actitud). Berlín es transgresión. Cierto que Berlín también tiene su parte solemne o anodina, como cualquier ciudad, llena de personas que siguen sin cambiar un ápice sus rutinas… pero Berlín hierve por dentro. Lo notas en sus casas tomadas, transformadas en centros de mil y una expresiones artísticas. Berlín es muy espacioso, bello, con plazas y avenidas inmensas… Sólo una cosa he echado en falta estos días: inteligencia interpersonal, asertividad, empatía, amabilidad… Tengo buenos amigos alemanes a los que aprecio y respeto, he visitado Alemania varias veces y, en general (siempre con honrosas excepciones), echas de menos esa consideración hacia al otro, ese interés expresado a través de la atención y la sonrisa.

El Norte nos ha dado progreso en muchos aspectos. Gracias a su empuje, hemos sido capaces de avanzar en tecnología, en productividad, en cuestiones de igualdad, en educación, en modelos de conciliación horaria y en muchas otras cosas, que buena falta nos hacían… y nos hacen. Pero al Norte le falta el Sur.

Dicho esto, y de vuelta al Sur, me encuentro con mi cuenta de Facebook también hirviendo: Nación Red, La Ex, Salvando Animadoras… (¡ojo que intentarán colarnos otra vez la Ley-Sinde!), con una interesante entrevista a Simona Levi, en la que leo que Europa tuvo los ojos puestos en el Fórum de la Cultura Libre sobre nuevos modelos de beneficio para la era digital, a la que podéis acceder desde aquí (está en catalán y lo están traduciendo al castellano y al inglés; usando el traductor de igoogle podréis leerlo en un castellano más que aceptable)… veo la que estamos liando, con nuestra resistencia a este despropósito de Ley… y me doy cuenta de que en el Sur somos un poco más peleones, más apasionados, más espontáneos, con las emociones más a flor de piel (que hay saber gestionar) y, aunque nos cueste verlo, también bastante más solidarios, atentos y considerados con el otro.

Llamo a esta consideración y a esa capacidad de lucha y resistencia que nos distingue, a ese plus que podemos aportar desde el Sur, para que no cejemos en nuestro intento de abrir un diálogo público, desde este espacio nuestro que es Internet,  en el que poder repensar y replantear cuestiones tan serias e importantes para nosotros como la libre circulación de contenidos, la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Necesitamos políticos más serios… más y mejor (in)formados, sin miedo, inteligentes, que conecten con la realidad de los ciudadanos y apuesten de verdad, y con valentía, por un futuro distinto, mejor, y -sobretodo- puesto al día. La ministra Sinde cree que el asunto de la libre circulación de contenidos sólo preocupa a cuatro “internautas”, que describe como inadaptados sociales que sólo se preocupan por acabar con la cultura. Ignora que internautas somos todos y que muchos de los que estamos en contra de la Ley que intentan imponernos , somos autores, generadores de contenidos y nos dedicamos, de una manera u otra, a la cultura (fijaros que, de entrada, pretenden votarla antes de un debate serio, abierto y público, sobre la propiedad intelectual y los derechos de autor).

Creo que el Sur debería repensar su papel y considerar la posibilidad de convertirse en un nuevo motor social y cultural para la sociedad, promotor de una nueva forma de entender y vivir la vida, y facilitador del tan cacareado cambio de paradigma… Ésta es una semilla, una idea, depositada por Edgar Morin y su propuesta “Por un Pensamiento del Sur”, a la que intentaré acercarme poco a poco, en este espacio compartido, para intentar ver las cosas desde un planteamiento más cercano a la complejidad y, en consecuencia, un poco más completo del que nos intentan colar.

Las cosas están cambiando muy rápidamente… y el Sur podría relevar al Norte y promover un fuerte movimiento ciudadano en pro de leyes más justas y actualizadas, igualdad de oportunidades para todos, una vida saludable y de calidad (¿parecido al movimiento slow?), con consciencia (conocimiento, cultura, criterio…), alimentación biológica, nuevas formas de compartir, de interrelacionarse, de cooperar, construir… Y el espacio que hay que conquistar, para que esto sea posible, es Internet. La neutralidad de nuestro espacio. El de todos. El único que todavía no nos han podido arrebatar…

Os dejo los enlaces por los que me muevo, para ver un poco lo que se está cociendo:

La Ex
Nación Red
Neutralidad en la Red
Una web para promocionar ideas y proyectos
Derecho de Internet
El blog de Enrique Dans

Seguiremos con eso. Cuidaros y que paséis unos días excelentes.

Read Full Post »

Queridas Majestades:

Comprobaréis que en mi carta no pido nada para mí, pues ya hace tiempo que me he dado cuenta de que la felicidad no depende sólo del bienestar interior de uno, sino que está directamente relacionada con el bienestar interior de los demás… y de que formamos una inmensa red o tela de araña que nos une de tal forma que un pequeño movimiento aquí genera un auténtico terremoto allá.

Así, mis peticiones de este año, serán un poco peculiares… Y, como imagino que tenéis mucho trabajo, paso sin más demora a exponeros mis peticiones, pidiendo disculpas de antemano si alguna os presenta alguna dificultad añadida:

Me gustaría que pudierais dar un empujón a todos, para que este año pueda ser un año dedicado a la acción, para que sea un año en el que abunden más los hechos que las palabras, en el que las personas recuperemos la moral, la confianza y la fuerza para poder hacer lo correcto, sin que nos tiemble la mano. Pido, pues, fuerza, confianza, ética, imaginación y mucha valentía para poder superar con éxito la crisis que estamos viviendo.

Pido la emergencia (en sus dos acepciones: generación y urgencia) de personas socialmente responsables y comprometidas hacia una verdadera mejora social.

Que finalmente descubramos que la increíble potencia que late dentro de las personas, sale a la luz cuando las distinguimos y respetamos; que el Valor no es ni monetario ni económico sino que está directamente relacionado con su poder de transformación y maduración de la sociedad.

Que los padres asuman la responsabilidad de educar los hijos y prepararlos para navegar en este océano de incertidumbres. Me pido también, la completa transformación del sistema educativo, empeñado en ver a sus educandos como bancos en los que introducir datos… que empecemos a facilitarles las herramientas que van a necesitar para madurar y actuar con coherencia, y para que sean capaces de interactuar y relacionarse con todo lo que les espera -una sociedad muy agitada- y ser felices.

Pido que salgan a la luz, también, personas maduras, nobles, honestas, atrevidas, con una visión amplia, generosa, de largo alcance… y con voluntad política, es decir: con ganas de servir a la humanidad y acompañarla hasta el mejor puerto.

Pido científicos con una sólida base ética, capaces de negarse a servir a los intereses de las grandes farmacéuticas.

Pido más personas dispuestas a hacer bien las cosas (ya no basta con buenas intenciones), cueste lo que cueste, y, también, capaces de ver las consecuencias de sus decisiones y acciones.

Me pido mucha más generosidad para todos… que (¡finalmente!) descubramos el terrible y largo alcance del ego y aprendamos a gestionarlo de forma que podamos hacer converger nuestros intereses personales con los de los demás, colaborando juntos para una sociedad mejor.

Pido políticos, empresarios y directivos lúcidos, inteligentes, con la mente clara, responsables, trabajados, de gran calidad humana, con conocimientos y experiencia, que no teman mostrarse, que sean transparentes y honestos, tanto… como para ser capaces, entre otras cosas, de bajarse los salarios, equiparándolos a los de sus colaboradores, conciudadanos, etc.

¡Ah! Y no me quiero olvidar de una petición muy especial, pero absolutamente imprescindible: Pido también que iluminéis la mente a los Senadores de nuestro gobierno, elevéis su grado de lucidez, claridad mental, sentido de la justicia, modernidad, valentía… para que sean capaces de cuestionar y frenar la Ley Sinde, proponiendo un debate abierto a la sociedad sobre la ‘propiedad intelectual’: que terminen de una vez por todas con estas prácticas que sólo hacen que demostrar que la nuestra es una sociedad que privilegia ciertas clases por encima de otras. (En todo caso, si no estáis muy al día de lo que os pido, en breve voy a subir un post sobre la propiedad intelectual que puede serviros)

Soy consciente de que son muchos deseos (¡que conste que he dejado muchos en el tintero!) y de la dificultad de algunos, pero sois magos… y sé que podréis con todo.

Mil gracias anticipadas y que tengáis un excelente 2011.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: